Vinos de mujeres en Galicia 

En Galicia las cosas se hacen con pasión, como tiene que ser. Será porque vivimos en una tierra que honra las tradiciones y a la naturaleza, por eso, la figura de la mujer siempre ha sido fundamental en la sociedad gallega. Dede hace siglos las mujeres gallegas han sido artistas, luchadoras, emprendedoras y creadoras de comunidad, siempre iguales y sin dudar de su fuerza. Las mujeres representan a la madre tierra, la vida, lo eterno y a la vez, son el símbolo de lo terrenal , y por eso Galicia honra a sus mujeres.Son muchas mujeres que en Galicia se dedican al vino, no solo cuidando las tierras y poniendo nombre a sus propias marcas, sino desde la gerencia, comercialización, marketing y hasta el diseño de las etiquetas.


Este pequeño homenaje, una caja de 6 vinos llamada “Mulleres” les invitamos a recorrer Galicia desde la mirada femenina.Aunque hay cada vez más , solo hemos podido incluir en esta caja a algunas de ellas, con sus historias personales y sus sueños, los dificiles retos y la alegría que emanan, todo esto sin dejar aun lado sus familias y amigos.Les presentamos a Belén, Pilar, Marisol, Xulia y Mercedes, son muy diferentes entre si pero con mucho en común, son mujeres que dirigen sus respectivas bodegas y lideran sus proyectos vitivinicolas.Sus perfiles son variados e increíbles, alguna daría para escribir el guión de una película, pero por ahora, les dejamos este articulo.Todas son a la vez, mujer agricultora, artista, comercial, ejecutiva, la técnica, todas radiantes y llebas de energía.Sus días transcurren entre reuniones con un importador japonés, o un distribuidor de Madrid. Segun lo requiera el calendario se levantan con el alba para ayudar en la poda o la vendimia. Supervisan la recogida, el traslado, flitrado, despalillado, embotellado, las facturas, y el trabajo que nunca para. 


A diario estas mujeres, sin dejar a un lado el cuidado de sus respectivas familias, cuidan también la economía y el cuidado por la tierra honrado a sus familias y la tradición heredada.Ellas representan a 5 regiones diferentes de Galicia a través de 6 vinos muy especiales con mucha historia cada uno, nos cuentan su pasión por la tierra y por embotellar un paisaje.

Desde el Ribeiro, Pilar Higuero nos presenta. A Pita Cega. Pilar es andaluza de nacimiento pero gallega de adopción, ha vivido durante varias décadas en Galicia enamorada de esta tierra. Es una mujer todo terreno, un torbellino de pasión y conocimiento, es es piloto de avion, enfermera, enóloga, agricultora y la más cool de las bodegueras que hemos conocido.  Cuenta la anécdota con mucho orgullo, cuando en las ferias catan su vino los importadores y distribuidores le piden hablar con el jefe de la bodega para hacer negocios, los estereotipos y prejuicios que nos falta todavía por desarmar. Ella les enseña sus manos, las que se encargan de hacer el vino. La Gallinita ciega, es un vino que firma a mano en cada botella, es una celebración de la alegría y lo natural. Elaborado con un coupage de Albariño, Treixadura y otras variedades minoritarias ha sido reconocido por Robert Parker y Jancis Robinson entre otros famosos. Ecológico, totalmente biodinámico y respetuoso, surge de un cuidado desde la planta hasta la supervisión de cada minuto. Lo elabora desde su Finca Sabariz, un proyecto de valor agrícola en Sabariz, un una aldea privilegiada del Ribeiro.

Desde las Rías Baixas, Belen Varela presenta al nuevo miembro de su familia, otro hijo, lo mejor de ella, Just B. Un vino 100% Albariño que nace desde el corazón de su creadora y crece en el Valle del Salnés, en Cambados.  Ella es economista de profesión y tras una exitosa carrera profesional en la alta gerencia decidió que quería dedicar su vida al vino. Después de dejar la dirección ejecutiva de una gran cooperativa, quiso embotellar su amor por Galicia y empezó su propia bodega. Inició una bodega pequeña y ha ido creciendo con un proyecto gastronómico que apoya el enoturismo. Belen y su familia empezaron a rescatar la tradición de los abuelos que ya hacían vino y fueron recuperando poco a poco fincas de albariño en Cambados de varias generaciones anteriores.

Desde Leiro, en el Ribeiro, Xulia Mar compone las mejores melodías de su vida en su bodega Son de Arrieiro. Ella dejo la música para dedicarse al vino, fue su vínculo de unión con el abuelo arriero que la enseñó a amar y a cuidar la tierra. Al principio solo ayudaba en las fincas y poco a poco, entendió que era su destino dedicarse a este mundo.Los vinos de Xulia son obras de arte que ella compone como si fueran una canción, desde las plantas hasta las lías en las que reposan sus blancos, Su abuelo está presente cada día, es su inspiración y lo lleva hasta en las etiquetas.  Son es sonido, en idioma gallego. Son también significa “ser”, por eso, Son de Arriero es el nombre perfecto para su bodega. Los arrieros fueron los comerciantes de antaño que llevaban vino y otros productos del rural gallego andando junto a sus mulas hasta las ciudades más pobladas de Galicia. Salian de noche para que el vino no se estropeara con el calor y volvían después de días con las ganancias de estas ventas. Xulia dejó la música por la bodega pero hoy en día sus vinos, son sus mejores canciones, hemos escogido el tinto ya que significa un regreso a la tradición. Un logro personal de Xulia ha sido demostrar que no se equivocaba al rescatar los tinto del Ribeiro, una región conocida los últimos años por sus blancos. Está elaborado con un coupage de Castes autóctonas Sousón, Caiño tinto y Ferrol. También incluimos un rosado, especial, una travesura elaborada con el sangrado de las uvas tinta que ella tanto mima.

Mercedes Rebolledo, desde Valdeorras con el gran godello de la bodega Joaquín Rebolledo.  Es la bodega más grande de las incluidas en esta caja y con un renombre que se ha ganado gracias a la visión de su fundador, Joaquin Rebolledo, padre de Mercedes, quien sembró en ella el amor por su tierra, por el vino y por hacer las cosas bien. Joaquín hizo historia cuando decidió sacar vides tintas de sus tierras y plantar godello hace más de 30 años, lo llamaron loco, cuenta Mercedes, pero no le importó, el sabía que el Godello era el futuro y el tiempo le ha dado la razón. Mercedes no ha dudado en seguir con paso firme el proyecto de su padre porque supo transmitirle la importancia de mantener la tradición y la familia. El sabía que las mujeres tienen mucho que aportar al vino y le inculcó esa pasión. Dicen que los locos abren el camino que más tarde recorreran los sabios y así fue. Nosotros estamos muy orgullosos de poder ofrecerles su Godello 100% en este pack.  El oro de Valdeorras como su conoce al Godello, y especialmente el de Rebolledo que se bebe en más de 15 países.

Marisol Borrajo desde la Ribeira Sacra con su mencía 100% Adega Vella. Una bodega familiar que se ha ganado su nombre por mantenerse fieles a la tradiciónHacer el vino de siempre, el de los abuelos, el de las tascas, el vino con la que te contaban historias de niño. Han recuperado variedades autóctonas y dentro de su amplio catálogo tienen vinos de elaboraciones centenarias que miman en las barricas que reposan en la bodega del Siglo XXII. Su Mencía 100% honra las laderas inclinadas de la Ribeira Sacra donde nace y es cuidado a mano. Este tiento mencía es recogido por héroes en pendientes que deben casi escalar en la que se conoce como: viticultura heroica.  Marisol es la jefa de la bodega y su esposo Jorge tiene en ella su mejor cómplice ya que lo motiva y apoya a seguir rescatando las elaboraciones tradicionales de la zona. Ella es administradora, vendimiadora, comercial, directora, guía y aun le queda tiempo para velar por el desarrollo de la regiuón desde sus funciones de Concejal de Cultura del Concello de Abeleda donde viven y regentan la bodega.

Para comprar el pack Mulleres de Galicia haz click aquí .

× ¿Cómo puedo ayudarte?