Estos 3 rosados son especiales y no lo decimos solo porque seamos fans de los vinos artesanales de la Ribeira Sacra. Son especiales porque requieren unas medidas muy cuidadosas para su elaboración marcadas por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen que los ampara.Después de la vendimia y tras el despalillado, se deja reposar la uva tinta en un depósito especial solo 48 horas.  El proceso de filtrado a través de la piel de la uva se conoce como SANGRADO, significa que la uva va perdiendo color naturalmente por la presión de este reposo, cae el líquido filtrado y se recoge para empezar así la elaboración del vino rosado.El sangrado es el que fermenta solo, sin contacto con la piel de la uva para que no siga tornándose en un vino tinto, el que dará el tono e intensidad del color. El vino rosado se hace con uva tinta y no se mezcla con uva blanca. Los rosados no son habituales de la Ribeira Sacra, desde hace solo 3 años que esta bodega artesana los elabora con muy buenos resultados.En Galicia se pensaba que el vino rosado es una mezcla de blanco y tinto, lo que realmente se denomina al “clarete”, una técnica que se hacía para disimular un vino tinto de poca calidad que se mezclaba con algún blanco y ocultar sus defectos, una práctica casera que ha quedado en desuso.Los 3 rosados que os recomendamos de la bodega Adega Vella de la Ribeira Sacra son: EMBRUXO, 100% Mencía, LUXURIA es 60% Mencía y 40% Brancellao, UN BICO 60% Mencía y 40% Merenzao. La variedad de uva escogida para su elaboración es la clave para los aromas y sabores de cada uno de estos tres rosados. El Mencía es más seco, y Brancellao y Merenzao son más frutales.

× ¿Cómo puedo ayudarte?